27 Marzo

Construcción colectiva con Impacto

Estuvimos hablando con David y Gustavo, encargado y operario de planta de la Fundación, sobre la elaboración de ecoladrillos y la construcción que se está ejecutando en el Barrio “Nueva Esperanza”.
Construcción colectiva con Impacto

El Barrio “Nueva Esperanza” surge como una toma de tierras hace cinco años. Se encuentra al noroeste de la ciudad de Córdoba entre el Country San Isidro, Barrio Policial y el emprendimiento Barrio Norte de la empresa GAMA SA. El barrio se compone por más de 900 familias, mayoritariamente de comunidad peruana y argentina, que se encuentran en el gran desafío de lograr acceder a su primera vivienda, debido a la falta de políticas públicas provinciales y nacionales al respecto.

 

Desde Ecoinclusión junto con la comunidad barrial estamos llevando a cabo un Salón de Usos Múltiples (también denominado Eco-Centro) construido casi en su totalidad con ecoladrillos y combinado con la tecnología de paneles plásticos de construcción en seco. Trabajando de la mano de los habitantes del territorio, buscamos generar un espacio de encuentro, donde se realizarán distintas actividades, entre ellas: talleres, apoyo escolar, visitas médicas, reuniones vecinales, también el espacio funciona como comedor y merendero (anteriormente las comidas para niños y adultos se daban al aire libre, con toda la problemática que eso genera.)

 

En dichos Eco-Centros se emplean 4.000 ladrillos que se generan a partir de  2.500 kilos de plástico. Este Eco-Centro supone un hito en la transformación de una comunidad más sustentable, donde la ciudadanía participa activamente.

 

Tanto David como Gustavo participan activamente de la construcción de este Eco-Centro y hoy, nos cuentan su experiencia.

 

Ecoinclusión: ¿Han ido alguna vez a una construcción?

Gustavo: Ahora estamos participando en el Barrio Nueva Esperanza.

David: Si, vamos en general dos veces por semana. Depende cuando haya convocatoria. Nosotros vamos y colaboramos con la comunidad. Es una construcción colectiva.

 

Hace un año y medio que Gustavo y David se encargan de la construcción de los eco-ladrillos con los que estamos llevando adelante el proyecto de Nueva Esperanza así que también pudieron contarnos cómo son los procedimientos de recolección y transformación de los desechos plásticos.

 

EI: ¿Cómo trabajan acá en la planta?

G: Venimos a la planta de lunes a viernes.

D: Y a veces vamos a la nueva planta de Santa Ana que va a convertirse en la planta fija. La idea es ya trasladarse allá así que acá trataremos de usar lo más que se pueda para ir desocupando el lugar y después ir instalandose allá.

EI: ¿Y como es el procedimiento de transformación de desechos y creación de los eco-ladrillos?

D: Primero se hace una recolección de residuos PET en los puntos de acopio o recolección establecidos dentro de la ciudad de la ciudad, se los trae a la planta. Aquí se trituran (o no porque a veces lo donan triturado) y después se empieza a mezclar arena y cemento y se le agrega el PET triturado.

G: Después metemos la mezcla en la plancha para que tengan forma de ladrillo y los dejamos secar.

EI: ¿Cuanto es el tiempo de secado?

D: Depende del clima, si está húmedo son entre 24 a 48 hs. y ya lo podes levantar. Si hay sol con 24 hs. es suficiente.

 

Para finalizar les compartimos cómo fue su acercamiento a la fundación.

 

D: Yo trabajaba en una estación de servicio y quedé desempleado. Estuve un buen tiempo sin trabajar y un tío que vivía acá en el campo (Planta Alta Gracia) me contó que los chicos andaban buscando gente para trabajar y me comunique con Leo y empecé. Estoy realmente agradecido por todo lo que han hecho ellos por mí.

 

Leo (Tesorero de EI): Yo quiero agregar que David quedó porque un dia le dijimos que tenía que trabajar de lunes a viernes y nos dijo: “no, el sabado voy a trabajar también porque es un desastre esto” -entre risas- entonces creo que las ganas fueron lo que nos hizo decidir si, que se quede. Y bueno, desde el 2016 que es básicamente el encargado de la planta.

 

EI: Y vos Gustavo, ¿como conociste a la fundación?

G: Por la obra que se hizo en el Club Independiente, mi viejo los contactó para terminar un buffet y ahí fui a ayudar a construir y al tiempo vine y quedé desde hace un año.

 

Además de la construcción en el Barrio Nueva Esperanza, hemos construido una biblioteca pública en la ciudad de Los Aromos y estamos en proceso del buffet del Club Independiente de Alta Gracia, entre otras obras.

Creemos en la construcción colectiva como valor y que a través de soluciones constructivas innovadoras, que tienen como origen el reciclado, podemos empoderar a los sectores en situación de vulnerabilidad.-

NOTAS RELACIONADAS